Con una ayuda de brasileños que volvieron a visitar Misioneros, Posadas se convirtió en un destino turístico deseado.


El presidente de la Asociación Misiones de Bares, Restaurantes, Hoteles y Afines (AMBRHA), Gustavo Alvarenga, dijo que están en una base de reserva de un 60 por ciento. Agregó que suele venir mucha gente sin reserva. “Tenemos expectativas”, manifestó.

El empresario hotelero y presidente de AMBRHA señaló que el punto positivo es que el turismo interno sigue creciendo y en paralelo son muchos los emprendimientos turísticos nuevos.

Por otra parte dijo que también el brasileño está viniendo a Posadas. “Ahora que Brasil se recuperó un poco ayuda a que comiencen a venir un poco más”, indicó.

Consultado sobre los precios, Alvarenga dijo que aunque no son los mismos del año pasado, están buscando hacer un equilibrio para no incrementar la tarifa en el mismo nivel que está la inflación. “Trabajamos mucho con descuentos”, dijo.

En Posadas, el valor de una habitación para dos personas, con desayuno ronda los 2000 a 2200 pesos.





Comentarios