Una pasajera de Aerolíneas, que viajaba a Buenos Aires, intentó ocultar la droga en el doble fondo de su valija. 


Una mujer argentina de 36 que viajaba de Iguazú a Buenos Aires despachó a bodega una valija con 18.000 pastillas de éxtasis, pero la droga fue descubierta por el escáner. La Policía de Seguridad Aeroportuaria la detuvo en el Aeropuerto de Iguazú y quedó detenida a disposición del juez Federal de Primera Instancia de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero.

El incremento de pasajeros en Iguazú tienta a los narcotraficantes a evitar los controles. (MisionesOnline)

La droga, envuelta en papel de aluminio, se encontraba disimulada en un doble fondo de la valija del tipo “carry on”. El despacho en bodega de tal equipaje de mano, también despertó las sospechas de los agentes aeroportuarios.

El hallazgo fue realizado en los controles preventivos que realiza la PSA, dirigida por Alejandro Itzcovich, en el patio de valijas. Y a través de equipos de rayos X detectaron material orgánico de alta densidad en la valija despachada en el vuelo 1.733 de Aerolíneas Argentinas, con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Aeropuerto de Puerto Iguazú aumentó también sus vuelos internacionales. (CIMECO)

La pasajera fue llamada y al abrir los paquetes hallaron una bolsa de plástico transparente con gran cantidad de pastillas color verde y naranja. La prueba para anfetaminas dio positiva y se contaron 18.082 comprimidos.

Además, se le secuestraron a la pasajera 7.620 pesos, 2.695 euros, 400 dólares, 154 reales, un celular, una memoria micro SD y documentación de interés para la causa.






Comentarios