Desde que comenzó el verano, al menos de una decena de bañistas se ahogaron en el Paraná y arroyos de la zona.


El Paraná se cobró una nueva víctima este domingo, en el balneario de Ituzaingó, Corrientes, al que acuden los misioneros en temporada veraniega. El posadeño Antonio Navas de 37 años, desapareció de la superficie cuando se refrescaba en el río. Rescatado, fue llevado al hospital local, pero falleció antes de ser atendido.

Desde que comenzó el verano y las temperaturas treparon a una media de 40 grados, se ha producido al menos una decena de muertes por ahogamiento.

La represa de Yacyretá, sobre el río Paraná, permitió la formación de atractivas playas. (WEB)

La semana pasada fue hallado en el Paraná, frente a Posadas, el cuerpo de José Nahuel Machado, de 15 años. Antes, las autoridades rescataron el cadáver de Kevin Yeza (16), a la altura del arroyo Piray Miní, y otros dos cuerpos no identificados fueron encontrados la semana pasada en Puerto Libertad y Montecarlo.

El posadeño Navas se ahogó en el paraje Santa Tecla, de Ituzaingó, donde pasaba el día domingo con su esposa y dos hijos. Según informaron medios locales, el hombre se hallaba en el agua y, en un momento determinado, desapareció de la superficie.

Playa de Ituzaingó, sobre el río Paraná. La fina arena y el agua límpida atraen a los turistas. (WEB)

Un familiar y los bañeros del lugar y lograron rescatarlo, pero falleció mientras lo trasladaban al hospital, donde igualmente trataron infructuosas maniobras de reanimación cardiopulmonar.






Comentarios