Los graves incidentes obligaron a suspender el partido correspondiente a la décima fecha de la Liga Posadeña.


La violencia volvió a hacerse presente en el fútbol argentino, esta vez en la provincia de Misiones. El encuentro entre Guaraní Antonio Franco y Huracán, por la décima fecha de la Liga Posadeña, fue suspendido luego de que este domingo se produjeran serios enfrentamientos entre hinchas de ambos equipos.

Todo ocurrió minutos antes del arranque del partido, cuando sin motivo aparente un grupo de barras de Guaraní atacó a los simpatizantes de Huracán. Los visitantes, que pasaban en caravana por donde se encontraban los fanáticos de la Franja, sufrieron piedrazos y botellazos.

El árbitro Horacio Cabrera debió suspender el encuentro que iba a disputarse en Villa Sarita, al no obtener las garantías de seguridad por parte de la Policía de Misiones. “Es una lástima todo esto que pasó. El partido podría comenzar, pero tememos por la que pueda pasar en la desconcentración de hinchadas después del partido, por eso decidimos suspenderlo”, sostuvo el referí, en declaraciones publicadas por Misiones Online.

Graves incidentes entre hinchas de Guaraní y Huracán. (Foto: Misiones Online)

Además de algunos heridos leves, los incidentes dejaron como saldo varios destrozos en casas aledañas y en autos y motos que estaban estacionados. En los próximos días se espera la resolución al respecto del Tribunal de Penas de la Liga Posadeña de Fútbol.






Comentarios