Exhibió la credencial de la Prefectura Naval Argentina con la identidad de ayudante de tercera J. F. R con prestación de servicio en la División Guarda Costa Posadas.


Un agente de Prefectura Naval terminó una noche de sustancias que lo intoxicaron y no alcanzó a bajarse de su auto que quedó estacionado en una de las más transitadas avenida de Posadas. Dormitaba o estaba desvanecido, informó la policía misionero que registró casi 2 gramos de alcohol en sangre, el cuádruple de lo permitido en la legislación nacional. En Misiones rige la norma de alcohol cero. 

Una patrulla policial lo encontró dormido con medio cuerpo dentro de su auto que tenía la puerta trasera abierta y en el asiento dormitaba el efectivo de Prefectura. El vehículo estaba en marcha y su conductor fue detenido.

El hecho ocurrió en el cruce Japón y Avenida San Martín de la capital misionera. El prefecturiano manejaba un vehículo Citröen modelo C4 color Gris, en marcha, a un metro del cordón cuneta, con la puerta trasera abierta. Su conductor con medio cuerpo fuera del vehículo y la otra mitad dentro del rodado, con la música a alto volumen, informó El Territorio.

Los policías no lograron tomar contacto con el hombre e informaron que estaba desorientado, “bajo efectos de alguna sustancia”. Exhibió la credencial de la Prefectura Naval Argentina con la identidad de ayudante de tercera J. F. R con prestación de servicio en la División Guarda Costa Posadas.

Fue demorado y posteriormente se lo trasladó a base sanidad para ser examinado por el médico de turno quien expide el correspondiente certificado médico y luego se le realizó el test voluntario de alcoholemia el cual arrojó un resultado de 1,99 g/l de alcohol en aire aspirado. 

Esta mañana llegó a la dependencia policial el subprefecto Francisco Biscia de la Prefectura Naval Argentina, a quien la Policía le entregó en guarda al ebrio conductor para su alojamiento a la División Guarda Costa.




Comentarios