Temprano arrancó en alza, pero luego se ubicó por debajo de los $ 60 considerados un precio razonable por la oposición y un techo por el flamante ministro de Economía.


El dólar arrancó impetuoso en la mañana temprano en Posadas y luego se fue calmando hasta tocar un piso de $ 57,50 antes del mediodía.

En casas de cambio se ofrecía a $ 62 al comienzo del primer día hábil luego del fin de semana largo.

Pasadas las 11 continúa a $ 57,50 mientras que la compra se ubica en $ 53 y en $ 56 según las casas de cambio. La moneda norteamericana parece estabilizarse alrededor de ese precio.

El flamante ministro de Economía, Hernán Lacunza, estimó que el tipo de cambio no necesita subir más. “Está largamente por encima de su valor de equilibrio, definido como aquel de balance y equilibrio intertemporal en la relación comercial de la Argentina con el resto del mundo”, afirmó Lacunza.





Comentarios