La beba de 11 meses ya se encuentra estable y fuera de riesgo. En la casa de sus padres encontraron envoltorios de cocaína y ambos fueron detenidos.


Anoche se dispuso la detención de la joven de 23 años que había denunciado la intoxicación de su hija de apenas 11 meses con algún estupefaciente en la chacra 130 de la capital misionera. Si bien estaba al cuidado de la menor en el hospital de Pediatría, la Justicia que investiga la causa ordenó su detención pasadas las 20 y la niña quedó al cuidado de un familiar. Los otros dos menores correrán el mismo destino pero habían sido resguardados por una vecina hasta la llegada de familiares de los progenitores.

La vivienda de la pareja donde una beba se intoxicó con cocaína en Posadas. (MisionesOnline)

Luego de un allanamiento del inmueble ubicado en la calle 82 a metros de avenida Jauretche de Posadas, se había detenido a Matías M. (22) quien es el padre de la beba. Se había secuestrado envoltorios y rastros de estupefacientes, tanto marihuana como cocaína. Afuera y dentro de la casa.

Una vez que terminó el procedimiento, desde el juzgado de Instrucción N°7 a cargo de Carlos Giménez, se ordenó la detención de la joven Florencia C. (23) hasta se esclarezca las circunstancias en la que la pequeña ingirió la sustancia que la mantuvo al borde de la muerte. La labor de la detención fue realizada por efectivos de la comisaría Seccional 13° que tiene jurisdicción en el lugar de residencia de la menor y sus progenitores.

De acuerdo a los últimos partes médicos emitidos desde el ámbito de la salud pública, evoluciona favorablemente y su mejoría permitió que la derivaran a una sala intermedia. De todas maneras hay que mantenerla en observación y cuidados especiales a efectos de que se recupere totalmente y descartar secuelas que pudieran quedarle tras la intoxicación.

También secuestraron una moto adulterada

En el allanamiento realizado ayer se había secuestrado una motocicleta que tenía una patente que no coincidía con los datos del rodado. También y con presencia de testigos, los uniformados a cargo del operativo dieron con numerosas cantidades de bolsitas que presentaban rastros de droga, tanto de cocaína como marihuana. Generalmente y de acuerdo a los tamaños de los envoltorios, se piensa que eran vestigios de consumo personal pero ahora resta saber la procedencia de los estupefacientes o si en ese lugar además de consumir, se comercializaba.






Comentarios