Nace en Ceibas, como continuación de la Ruta Nacional 12 y cubre unos 1.200 kilómetros sobre Entre Ríos, Corrientes y Misiones.


Afirmar que la Ruta Nacional 14 es un desastre, no sería justo, pero tampoco ha mejorado sustancialmente la seguridad. Desde principios de año las cifras arrojan un total registrado de 193 siniestros, con un saldo de 21 muertes y 122 lesionados de diversa consideración. 

Por eso la diputada nacional por Entre Ríos, Mayda Cresto (Justicialismo), y su colega comprovinciano Jorge D’Agostino (Cambiemos) han pesentado sendos proyectos denunciando las falencias de la autovía. Cresto, pide declararla en “emergencia vial” que bordea el río Uruguay y llega a Irigoyen en el Noreste de Misiones.

D’Agostino exigió “la modificación, reparo e implementación de infraestructura destinada a la seguridad vial y la contención de vehículos en caso de siniestro”, en un proyecto de resolución que rara vez tienen fuerza como para mover los escritorios burocráticos. El reclamo de los legisladores fue difundido por la agencia Télam.

Y si la autovía “Gervasio de Artigas” está mal señalizada, con huellones de camiones que transitan hacia y desde Brasil con exceso de carga, peor es la situación del tramo de ruta entre Paso de Los Libres y Posadas. Desde allí sigue la ruta hacia San Pedro, pero con doble mano, no autovía. 

El tramo entre Libres y Posadas es de unos 360 kilómetros, en los que no faltan las trampas de los municipios correntinos que ponen multas basados en radares truchos y en zonas mal señalizadas. 

La superficie de la ruta desde Paso de los Libres a Santo Tomé, Corrientes, es aceptable medianamente. Luego comienza el martirio para los conductores porque el tramo Santo Tomé, Virasoro y San José, cerca de Posadas, está lleno de pozos, algunos baches profundos y es sumamente riesgosa la banquina mal calzada y sin el pedregullo que asegure una salida de emergencia. 

La falta de mantenimiento y las intensas lluvias “hacen que las huellas se llenen de agua provocando inestabilidad y pérdida de control de los vehículos, accidentes, despistes y vuelcos, que muchas veces incluyen víctimas fatales”, detalló la diputada Cresto a Télam.

Finalmente, destacó a la ruta nacional como “una de las más transitadas” del país, con tráfico de colectivos y camiones provenientes de las provincias de la Mesopotamia, Paraguay, Brasil y Uruguay.

La legisladora señaló que “actualmente la RN 14 está demarcada por líneas que no son reflectantes. De manera que, durante la noche, empeora notablemente la visibilidad, mucho más los días de lluvia o niebla, donde la falta de una adecuada demarcación aumenta el riesgo de accidentes evitables. El Gobierno Nacional debe garantizar la seguridad de las familias que circulan por la Ruta 14”.

Más injusta aún es la situación de Bernardo de Irigoyen en el noreste de Misiones, extremo nororiental de la Argentina continental. Vialidad Nacional ha olvidado pavimentar el último tramo de tierra de unos 20 kilómetros entre San Pedro y esa ciudad.






Comentarios