Se inhabilitó al boliche “Berlín”, por incumplir el protocolo en María Grande. Así lo decidió la Municipalidad local, que informó la suspensión temporal.

“El Estado debe garantizar derechos y hacer cumplir obligaciones. La vida comunal exige respeto por las normas que hacen posible la convivencia”, sostuvieron desde el Gobierno municipal.

Los incumplimientos del establecimiento fueron “de dominio público”, según informó la Municipalidad. Concretamente, tenían que ver con las disposiciones para evitar el contagio y la propagación del Covid-19.

Por último, indicaron que la habilitación se reestablecerá cuando el comercio presente un protocolo de actuación y sea aprobado. “Cuando las reglas se rompen, el Estado debe intervenir”, señalaron desde la Municipalidad.