El pequeño que busca recuperar su vista, está evolucionando muy bien al tratamiento. 


En la mañana del jueves se dio a conocer que Renzo, el pequeño que está recibiendo un tratamiento médico en China para recuperar su vista, recibió su primer implante y que evoluciona favorablemente. 

“Es un tratamiento largo y hay que tener paciencia”, contó Carla Lara, la mamá del niño, a través de un video que fue compartido en Facebook por Juan Carlos, abuelo materno.

A su vez, la mujer agregó que luego de la finalización del tratamiento, el nene podría tardar de 10 meses a un año para que vuelva a recuperar la vista. Esto se debe a que el cuerpo debe aceptar las células que le ingestarán. 

Además, desde el Shizhentang Hospital, (en el que está Renzo), revelaron que el pequeño podría recuperar hasta un 80% de su vista. 

Por su parte, Renzo Oliva nació con retinopatía del prematuro y solo ve algunos destellos luminosos. Su familia tuvo que juntar 50 mil dólares para poder viajar al país asiático, donde la medicina promete recuperarle la visión con un tratamiento especial.

Esto se pudo lograr gracias a múltiples acciones en el marco de la campaña “Ayúdame a Mirar”, que fue acompañada con la solidaridad de Paraná, Colonia Avellaneda y la región.






Comentarios