Esta fue una medida se basa en el aumento de combustible, insumos e impuestos.


El servicio de transporte escolar de Paraná acordó un incremento del 30% en sus tarifas para el año lectivo del 2019. Según los transportistas lo que más influyó en el aumento del servicio fue la suba del combustible. 

Acordamos un 30% de aumento del servicio tras una reunión concretada este viernes”, señaló la presidente de la Asociación de Transportistas Escolares de Paraná, Silvina Salas, a Elonce.

Al mismo tiempo recordó que “los precios se acuerdan según las distancias porque no es lo mismo , desde Bajada Grande al centro, o de La Base al centro”. Durante el año pasado la tarifa del transporte escolar rondó los $2.500. 

El valor que regirá durante este nuevo año lectivo “lo maneja cada transportista”, pero lo que remarcó Salas es que “sobre ese monto acordamos subir el 30%” y señaló que los descuentos por hermanos, que llegan hasta el 20 %, siguen rigiendo.

Lo más importante es el costo del combustible, cuyo aumento fue de casi el 60% el año pasado. Además de la renovación de la unidad, la que solo puede hacerse por medio de planes que ofrecen las fábricas porque por ser monotributistas no tenemos posibilidad de acceder a un crédito bancario”, detalló Salas.

Además, Silvia Aparicio, revisora de cuentas de la asociación, informó que “para los transportistas, aumentaron los costos de las patentes, las que llegarán a un 30%, todos tenemos vehículos nuevos y las patentes son muy caras; la tasa municipal también aumentó; además de todos los insumos, cubiertas, repuestos, mecánicos“.

En la capital entrerriana hay 100 transportes escolares habilitados, y cada unidad cuenta con una capacidad de 16 a 20 chicos. 






Comentarios