La Justicia investiga la procedencia del cráneo con el que un perro jugaba en las calles de Paraná. Elemento fue secuestrado y trasladado a la morgue de Oro Verde para determinar si se trata efectivamente de un hueso humano y obtener más datos en relación a su procedencia.

El cráneo fue encontrado en calle José María Paz y Santos Vega, un vecino vio al perro de la calle jugando con un elemento "extraño" y alertó a la Policía. En la causa, interviene la fiscal Paola Farinó, según informa Ahora.

Si bien la Justicia esta a la espera de los resultados de la autopsia, una de las hipótesis que se maneja es que el hueso haya sido tirado desde el Cementerio que está cerca de la zona en la que el can estaba jugando. "Uno puede apuntar a distintas hipótesis. Eso queda a investigar en el transcurso de los días. Seguramente la fiscal demandará varios procedimientos como para poder saber u obtener datos de dónde vino", explicó Javier Díaz, jefe de la Comisaría Sexta.

"En principio sería un cráneo humano", señaló el jefe de la Comisaría Sexta y sostuvo: "Es cuestión de dilucidar de dónde vino y dónde estaba ese elemento", para ello están a la espera de los resultados sobre el resto óseo.