El gobernador Gustavo Bordet se refirió al conflicto de la familia Etchevehere tras conocerse el fallo de la jueza Castagno que ordenó "la inmediata" restitución del campo Casa Nueva a la familia tras ser ocupado por Dolores Etchevehere junto a integrantes del "Proyecto Artigas".

El mandatario provincial señaló que el conflicto de la familia Etchevehere "se lo ha presentado como algo político, como algo que quiere generar una oposición", y diferenció: "yo creo que la oposición tiene que discutir en el terreno de las ideas, en las propuestas, en debatir y no en apelar a golpes bajos y venir a entrometerse en un conflicto que, repito, es de familia".

"Siempre nos ajustamos a derecho y sostuvimos el valor que tiene para los entrerrianos el precepto constitucional de la propiedad privada. Nunca estuvo en duda eso. Aunque pícaramente se ha querido instalar otra cosa. Pero lo hemos repetido hasta el cansancio desde el primer día de este conflicto que es privado, particular", agregó.​

En ese marco, el mandatario provincial puso de relieve que "adoptamos la misma posición que el Gobierno Nacional: resolverlo en el ámbito que debe ser resuelto: la justicia, ajustarnos a derecho y respetar los fallos judiciales". "Eso fue lo que hicimos en primera instancia, y también ahora, en segunda instancia, estamos procediendo en el sentido que determinó la jueza en su resolución", aclaró.

Frente a ello "nunca tomamos partido por ninguna de las partes que estaban en conflicto, no corresponde, correspondía que se resuelva judicialmente", continuó Bordet, e insistió: "no debería haberse politizado un tema familiar".

Respecto al fallo de la jueza Castagno, Bordet destacó que "esto demuestra en Entre Ríos las instituciones funcionan, y funcionan muy bien", y aclaró: "la posición republicana de la división de poderes en Entre Ríos se practica y el republicanismo no es solamente en los discursos sino también en la práctica, porque si no se es republicano cuando algún fallo es favorable y cuando es desfavorable se termina el republicanismo".​

Por último, Bordet resaltó que en Entre Ríos "no hay absolutamente riesgo de que se generen intrusiones en campos o en otras propiedades rurales ni urbanas, porque rápidamente dispondremos de todos los mecanismos para evitar y garantizarle a sus legítimos propietarios el derecho a poder utilizar sus propiedades", no obstante recordó que "desde que comenzó este conflicto sostuvimos que es un conflicto entre hermanos, que después se ha politizado innecesariamente".