Los espacios atenderán de 7 a 13 para que el personal pueda rotar cada siete días. De esta manera, un grupo trabaja en forma presencial y otro en forma remota, con el seguimiento telefónico.


Desde el municipio de Paraná informaron que los centros de salud Kentenich y Toma Nueva atenderán a partir de ahora de 7 a 13 para que el personal pueda rotar cada siete días y cuidar así a los trabajadores esenciales.

La rotación permitirá que un grupo trabaje de forma presencial y otro de forma remota, con el seguimiento telefónico. El resto de los centros de salud municipales, como el Papa Francisco y la posta sanitaria La Milagrosa, atienden de 7 a 17 y sin cruzarse entre el personal, ya que un grupo atiende de mañana y otro de tarde.

En Illia, la atención es de 7 a 18 y los sábados de 8 a 12, también con rotación de personal. En este centro de salud el laboratorio funciona en el mismo horario.




Comentarios