Luciano "Chuzito" González disfruta de su presente prometedor en el equipo tetracampeón de la Liga Nacional de básquet. En 2018 también fue parte del proceso de conformación de la Selección subcampeona del mundo.


El basquetbolista paranaense Luciano “Chuzito” González se destaca en una de las mejores temporadas de su carrera en el equipo de San Lorenzo. Es el séptimo equipo de su carrera profesional y el lugar donde dio el salto de calidad como deportista.

El paranaense, que debutó en Echagüe en 2008, viene transitando hace años los distintos torneos de la CABB en ascenso y en la élite; y ya lleva 9 temporadas en la Liga. En relación a esto, reconoce que actualmente la Liga Nacional se encuentra en un nivel más bajo que años anteriores y que esto en mayor parte tiene que ver con la cuestión económica. “Es difícil hacer contratos a largo plazo, traer a americanos es muy caro al ser todo tan inestable, por ahí las dirigencias no están preparadas para afrontar ciertos contratos”, explicó.

La experiencia en San Lorenzo
En diálogo con El Pelotazo, Chuzito cuenta que, “Este San Lorenzo parece un equipo internacional y uno lo siente así. Cuando lo enfrentaba deseaba competirle y ganarle. Con Instituto se lo peleábamos siempre”. Agrega además que “hay que reconocer que todos los equipos viene a ganar, a ser noticia. Nos juegan al máximo, tal vez como nosotros le jugamos a Cleveland Cavaliers y te lo dicen los propios protagonistas. Tenemos que estar bien atentos siempre“.

Experiencia NBA
El año pasado, González pudo disputar un partido con los mejores de la NBA, fue ante Cleveland Cavaliers, en una de las giras que viene desarrollando el Ciclón desde hace unos años. A pesar de la derrota por 120 a 89, la experiencia fue trascendental, “fue una locura. Estructuralmente y de todo lo que es la NBA estamos años luz, tanto sus estadios como sus centros de entrenamiento están espectaculares“, contó Chuzito.

Señaló además que “En lo estrictamente deportivo, físicamente son unos animales y hay mucha diferencias en verticalidad para saltar o en los espacios cortos para la explosión. Nos costó muchísimo de no estar acostumbrado a querer defenderlos y a los dos segundos ya están dos metros arriba. En eso sentí la diferencia  y en lo largo que se hace el partido”.

La relación con su padre
Si bien “Chuzito González” ya logró nombre propio y se consolidó con una carrera que va en ascenso, no olvida el apoyo constante que le dio durante su formación su padre Luis González, histórico goleador oriundo de Villaguay. Chuzito cuenta que si bien hoy hablan menos que antes, y que al tener su propia rutina y actividades no necesita tantos consejos; reconoce que “fue siempre una palabra autorizada y me ayudó un montón en el inicio de mi carrera”.

Chuzito expresa que su cable a tierra está en la ciudad de Paraná con sus seres queridos. “Siempre extraño comer unas empanadas con mi familia, el asado de los domingos, a los amigos. Pero igualmente ya estoy acostumbrado a vivir sólo, tener mi lugar, ir a entrenar. Me gusta la vida que llevo. Pero cuando es de amigos y familia siempre los necesito. He vivido en varios países, pero necesito esa dosis de estar con ellos, trato de exprimirlos al máximo para afrontar lo que viene”.




Comentarios