La declaración fue en base a la posibilidad de que la Municipalidad se endeudara para pagarle a los choferes.


Tras cumplirse diez días sin servicio de transporte público en la ciudad de Paraná, en la mañana del jueves la Municipalidad de la ciudad propuso enviar al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que permita la toma de un crédito para afrontar subsidiariamente la deuda reclamada por los trabajadores de UTA.

Sin embargo​, minutos después se conoció que el PJ que no aprobará tal medida. Sobre esto dijeron: “No vamos a acompañar este endeudamiento de 100 millones de pesos porque la ciudadanía ni la nueva gestión se lo merecen y porque esta gestión tiene que hacerse cargo de lo que ha hecho”, afirmó Cristian Sosa, Concejal del FPV en diálogo con Ahora. 

Además, agregó: “Creo que amerita poder verle la cara al responsable de esta situación, que es el intendente; él cuenta con todas las herramientas legales y administrativas para poner fin a esta cuestión”.

Por su parte, desde la Municipalidad, habían tomado esta medida ya que entendían que se trata de una “situación inédita del transporte público de pasajeros”. ​Incluso indicaron que “la Municipalidad de Paraná hizo saber oficialmente las medidas y gestiones que desde un primer momento realizó en función de preservar el derecho de los ciudadanos paranaenses ante la paralización de un servicio público esencial como lo son los colectivos urbanos”. 

En este marco también recordaron que se hicieron presentaciones y gestiones ante la Secretaría de Trabajo e igualmente se solicitó la intervención de la Justicia provincial. En el texto, además, indican que “se ha solicitado una audiencia al señor Gobernador de la Provincia” para buscar alternativas de solución.





Comentarios