El chequeo también se realizó en industrias de la provincia de Córdoba.


El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación realizó operativos de fiscalización de los controladores electrónicos de molienda de trigo (CEMT), principalmente en Córdoba y Entre Ríos, tras denuncias de adulteraciones en los equipos.

La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (Dncca), dependiente de la cartera agropecuaria, llevó a cabo más de 15 inspecciones integrales con foco en el control de los equipos.

Según detalló Agricultura en un comunicado, “los resultados fueron positivos en materia de que se consensuó con los operadores visitados la necesidad de que el sistema funcione sin fisuras e implacables, con la aplicación de los parámetros de inviolabilidad de los equipos que establece la Resolución N°84/2018″.

Al respecto, se “instruyeron reformas en todos los diagramas de molienda inspeccionados y fueron precintados todos los conductos que presentaron falencias que pudieran atentar contra el buen funcionamiento del CEMT”, según se informó.

A pesar de los “resultados positivos”, la Dncca tomó la determinación de “inhabilitar dos diagramas de molienda en la provincia de Córdoba, uno en un molino de Villa del Rosario que presentaba al menos 10 focos de vulnerabilidad del sistema no subsanables al momento de la inspección, por la complejidad de lo observado”.

La disposición se efectivizó con la interección del trigo pre acondicionado para la molienda, y se instruyó al molino que lo procese y lo transforme en harina para evitar su putrefacción.

El otro caso de inhabilitación se dio en la localidad de Alejo Ledesma, donde se detectó que uno de los tres diagramas del molino tenía colocado un CEMT fuera de funcionamiento.





Comentarios