La joven embarazada se presentó en la guardia para ser atendida pero antes pidió ir al baño.


Una joven llegó a la Clínica Modelo de Paraná para ser revisada en la guardia pero antes pidió pasar al baño. Los profesionales notaron actitudes sospechosas por lo que al pasar unos minutos revisaron el lugar y encontraron un feto en la basura. 

La joven de 20 años dijo a los médicos que estaba “descompuesta” y por eso permaneció una hora encerrada en el baño, según detalla AHORA. Ante las sospechas, el personal intervino y encontró el feto en el tacho de basura por lo que se dio intervención a la Justicia.

Por su estado de salud, la mujer quedó internada con custodia policial mientras se esclarece el caso que quedó en manos del fiscal Juan Malvasio.

Al parecer tanto el novio como la familia de la chica no sabían que estaba cursando el séptimo mes de embarazo por lo que la Justicia sostienen que la joven fue quien se indujo el aborto. 

“Está internada en una sala común. Sus padres se anoticiaron de lo que pasó, al igual que el novio y los abuelos. Dijeron que no tenían conocimiento del embarazo. Los tomó por sorpresa”, comunicó la subcomisaria Viviana Mendoza a ElOnce

Además, la segunda jefa de Comisaría Primera contó que la joven sostuvo que “no sabía que estaba embarazada” y en cuanto a su situación judicial informó “No está detenida, sino acompañada por personal policial. Cuando obtenga el alta médica se la trasladará a la Fiscalía”.

Al mismo tiempo Mendoza remarcó que la chica “no había llegado a ser atendida por ningún profesional. Había estado esperando una media hora. Adujo síntomas de descompostura e ingresó al baño”. 





Comentarios