Eduardo C. de 39 años ya no pertenece a la fuerza provincial. Tras la última denuncia en su contra estuvo prófugo 52 días.


El Servicio Penitenciario Provincial le dio la baja definitiva al sargento ayudante Eduardo Iván C. de 39 años, quien fue acusado de abusar sexualmente de cinco niñas, en denuncias que aparecieron desde el año 2010.

La primera denuncia se radicó ante la Comisaría de la Mujer de Oberá el 2 de julio del 2010. En aquel entonces, un hombre de 30 años manifestó que su hija le contó que el padre de su compañerito la manoseó varias veces. A los pocos días se sumó otra denuncia, efectuada por una madre de niñas de 10 y 11 años, también amigas del hijo del acusado, quienes manifestaron haber sido manoseadas. El acusado estuvo detenido pocos días y tiempo después retomó sus tareas en la Unidad Penal II de Oberá, publicó El Territorio.

En octubre del 2011, la ex jueza de Instrucción Uno de Oberá, Alba Kunzmann de Gauchat, dispuso el sobreseimiento definitivo por los tres hechos de abuso sexual simple, por lo que siguió trabajando con normalidad dentro de la fuerza de seguridad.

Hasta que el 30 de noviembre del año pasado, su propia esposa lo denunció por abusar de las dos hijas de la mujer, quien tiene junto al acusado un pequeño hijo. Las víctimas tienen 11 y 9 años. Tras la denuncia, el uniformado burló la orden de captura y permaneció prófugo durante 52 días.

Tras la denuncia del 30 de noviembre, el sargento ayudante no se presentó a su trabajo en la Unidad Penal II, en Oberá, por lo que el SPP ordenó su pase a situación de disponibilidad mientras la Justicia se expida al respecto.




Comentarios