En la noche del viernes se registró el derrumbe de un paredón de piedras sobre la ruta provincial 7, que une las localidades de Aristóbulo del Valle y Jardín América. En el lugar trabajó el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Aristóbulo.

Debido a la caída de las piedras de gran tamaño, la arteria vial quedó bloqueada durante varias horas. Los Bomberos intervinieron velozmente con maquinarias para despejar el camino y reconstituir el correcto flujo del tráfico en la ruta.

Con la ayuda de una pala mecánica se apartaron de la autovía las piedras, luego se llevó a cabo la limpieza de la zona con agua a presión del camión cisterna, de manera que quede segura para ser transitada. Afortunadamente el derrumbe no ocasionó daños materiales ni humanos.