Teresa pide ayuda desde que su ex concubino la golpeó e intento abusar de su hija. Hizo la denuncia, el hombre huyo de la casa y aun no lo detuvieron.


“Estamos totalmente desprotegidos. Ya no sé a quién pedir ayuda”, expresó Teresa Barboza, una vecina de Picada Mitre que -junto a su familia- fue victima de la violencia extrema por parte de su ex concubino, el pasado 19 de octubre. Tras la denuncia, el hombre huyo de su casa, la policia aun no lo detuvo y aparentemente seguiría residiendo en la misma localidad.

La mujer vivía con el atacante hacia 5 años y según manifestó el hombre era alcohólico y ejecutó actos violentos en repetidas ocasiones. Fue el punto limite el 19 de octubre, cuando la golpeó con extrema violencia a ella y a su hija de 16 años, a quien ademas intentó violar. Tras ello, el hijo mas pequeño de Teresa escapó en caballo para pedir ayuda, pero cuando llegó la policia el hombre huyo. Hasta el momento no lograron detenerlo. 

“Gracias a Dios mi hijo de 11 años se escapó a caballo y pidió ayuda, si no nos mataba. Pidió socorro a los vecinos y llamaron a la Policía, pero cuando llegaron el tipo se escapó y hasta ahora no le agarraron. Lo peor es que anda cerca y nos vigila, porque la semana pasada salimos y cuando volvimos había desaparecido toda la ropa y los calzados de él”, declaró la mujer. 

En esa ocasión el hombre estaba alcoholizado y entró en estado de descontrol total. Violentó a las mujeres y amenazó de muerte a toda la familia.

Teresa es madre de tres hijos, de 16,11 y 5 años. Viven en una picada despoblada, alejada del casco céntrico de Campo Ramon y para lograr comunicarse deben alejarse de su vivienda.

Por esa razón es que se sienten muy desprotegidos y piden ayuda, entendiendo que el hombre podría aparecen en cualquier momento y tomar represarías, según le manifestaron al diario El Territorio. 




Comentarios