Héctor Bárbaro, presidente de ACTIM invitó a las demás asociaciones a ejecutar una fuerte reforma del sistema se servicios de salud.


En el marco de la dura protesta que protagonizan productores tabacaleros en distintos puntos de la provincia, el dirigente tabacalero y presidente de la Asociación de Campesinos Tabacaleros Independientes de Misiones (ACTIM) Héctor Bárbaro, propuso una fuerte reforma del sistema de servicios de salud que brindan las tres asociaciones que los nuclean.

Acompañando el reclamo ayer en los distintos puntos de corte de ruta, les adelantó a los productores que impulsará que para el año 2020 las tres entidades (ACTIM, Cámara del Tabaco y APTM) unifiquen el gasto per cápita por cada tabacalero afiliado, con un promedio que asegure buena cobertura de salud pero que a la vez sea un tope que limite los gastos administrativos. “ACTIM tiene un buen modelo de gestión austera con una cápita baja y la mejor cobertura, lo que quiere decir que lo que proponemos es perfectamente posible. El tema es achicar gastos administrativos sin bajar la calidad de la cobertura de salud, controlar los déficit”, explicó.

Héctor Bárbaro, dirigente de ACTIM y electo diputado nacional

En la misma línea, propone que se saquen los gastos por cobertura de granizo del 80 % de la recaudación del Fondo Especial del Tabaco, que es el porcentaje del que también sale la caja verde. Espera que ese resarcimiento se pague con el 20% restante destinado a planes productivos para aumentar los montos que van directo al bolsillo del productor. La alternativa ya fue adelantada a los productores, a los demás gremios y al gobierno provincial.  Recordó que “hace un año que vengo diciéndoles a los demás gremios que hay que cuidar la plata del colono, porque cuanto más gastan las asociaciones, menos caja verde hay para repartir. Si no transparentamos los números de las obras sociales vamos camino al desastre, si no bajamos los gastos, el colono el año que viene va a cobrar nueve pesos. El reclamo es justo y está bueno que haya explotado porque obliga a todos a poner sobre la mesa los números” explicó.

Los productores recrudecieron la protesta en distintos puntos de la provincia en reclamo del cobro de la tercera vuelta de retorno, de la caja verde, del aporte por menor productividad de los años 2017/2018 y de los seis pesos de ajuste de precio de 2019.

Bárbaro explicó que el año pasado, el productor cobró 21 pesos de Caja Verde, mas 10 pesos para insumos. Este año la Caja Verde (que se integra con el excedente de la recaudación del FET) es de 19 pesos, y los productores reclaman 31. Bárbaro recordó que “a principios de año cuando cerramos el precio del tabaco, el dólar estaba en 38 pesos y la proyección de caja verde daba 30 pesos por kilo, mientras que el retorno daba 21. El dólar subió, los costos de los servicios de salud se dispararon, bajó la Caja Verde pero subió el retorno, que ahora es de 31 pesos por kilo en promedio. Al productor entonces le queda un promedio de 35 pesos por kilo para cobrar, compuestos por los $10,44 de la tercera vuelta de retorno, más los 6 pesos por ajuste, más los 19 pesos de caja verde”.




Comentarios