El juez Ricardo Balor, de Posadas, le otorgó el beneficio a un docente acusado por un primer delito de abuso en 2015 y cometió otro hace poco.


Un docente de Oberá, acusado de contactar a menores con fines sexuales, fue liberado por el juez de Instrucción N° 6 de Posadas, Ricardo Balor. 

Es la tercera vez que el educador Sergio G. es apresado y beneficiado con prisión domiciliaria, bajo la misma acusación de grooming.

Balor sostuvo que el acusado tiene un problema de salud que requiere constante tratamiento. fue la estrategia de la defensa asegurando que el acusado padece problemas físicos y mentales.

Para ello, se basó en estudios que anteriormente avalaron el arresto domiciliario. González fue denunciado por primera vez en 2015 por la madre de un menor de 13 años. Luego estuvo prófugo y recién lo detuvieron en junio del 2016.

Pasó dos meses preso y el juez Balor le otorgó el arresto domiciliario que cumplió en una vivienda de Villa Blanquita en Oberá. En septiembre pasado, González fue detenido por tercera vez, en este caso por la Comisaría de la Mujer de 25 de Mayo, cuando un padre denunció el presunto acoso del denunciado contra su hijo de 15 años.

Fuente: Oberá Inside




Comentarios