El candidato a gobernador por Unidad Ciudadana-Frente Neuquino se mostró con confianza de imponerse en los comicios.


Con la confianza y la moral por las nubes, así cerró su campaña proselitista el candidato a gobernador por Unidad Ciudadana-Frente Neuquino, Ramón Rioseco, que estuvo acompañado por Darío Martínez, su compañero de fórmula.

“El triunfo del domingo tendrá una fuerte repercusión nacional. No sólo significará ponerle fin a 60 años de gobierno del MPN, cuyo ciclo está completamente agotado, sino que tendrá una fuerte repercusión nacional, porque será el punto de partida del cambio que la inmensa mayoría de los argentinos necesitamos”, manifestó.

“Les decimos también a los votantes que, de buena fe, creyeron en (Mauricio) Macri y en (Omar) Gutiérrez que nuestro gobierno llegará para unir y no para dividir a los neuquinos. También les decimos a los empleados estatales que no tengan miedo, porque nadie puede arrogarse el derecho de imponerse sobre la libre voluntad que tiene cada uno de votar según su conciencia en el marco de la más absoluta libertad individual”, añadió.

Luego, Rioseco se despidió con un mensaje de crítica hacia el actual gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez y el presidente de la Nación Mauricio Macri.“La decepción, la indignación y el enojo que hoy siente la gran mayoría de los neuquinos y neuquinas, tanto con Macri como con Gutiérrez, se transformará en una fuerza de esperanza, en una fuerza positiva que permitirá abrir una nueva etapa en la historia neuquina”, finalizó sgún lo informado por LM Neuquén.






Comentarios