Saldrá 30 millones de pesos más de lo previsto y desde el gobierno provincial lo adjudican a la última devaluación.


El gobierno provincial había llamado a licitación pública para utilizar el sistema de voto electrónico en las elecciones del año que viene y recibió una sola oferta.

La solitaria propuesta vino del Grupo MSA, que valuó el servicio en 94 millones de pesos, un 54% más de lo que había estimado la Provincia.

Ese monto excede los 61 millones que preveía la administración provincial y elevó el costo a $170,90 por elector.

Desde el gobierno dicen que esta diferencia se debe a la devaluación de las últimas semanas.

Según el pliego de licitación, en las elecciones están habilitados a participar unos 550.000 votantes (un dato provisional hasta que la justicia electoral confeccione los padrones) y habrá 1.700 mesas en 300 centros de votación.

La utilización de este sistema fue aprobado por la Legislatura en 2016, en el marco de la sanción del nuevo Código Electoral, cuya ley fue votada por el Movimiento Popular Neuquino, sus aliados y Cambiemos, dado el resto de los legisladores se retiraron cuando se intentó votarla sin previo debate.

Los detractores de este sistema argumentan que es vulnerable a manipulaciones de los números y no ven con agrado que no permita que un cualquier ciudadano pueda fiscalizarlo.




Comentarios