Fue detenido, acusado de homicidio culposo agravado por no respetar una señal de tránsito y puesto en libertad con comparendos.


El 26 de septiembre pasado, alrededor de las 22.40, Marcos Cristófano, de 3 años, bajo los efectos del alcohol, cruzó en su Volkswagen Gol un semáforo de la Ruta Nacional 22 en rojo, choco a un Volkswagen Bora y causó la muerte de Alex Martinez, de 29 años. 

A raíz del hecho, Cristófano fue detenido y acusado de homicidio culposo agravado por violar una norma de tránsito, se le dictaron dos comparendos y fue puesto en libertad. La víctima, Alex Martinez, era un estudiante de enfermería de la ciudad de Neuquén.

Marcos Cristófano. (LMN)

De acuerdo a las pericias realizadas en el lugar, no se distinguieron huellas de frenado por lo que en primera instancia se calculó que el acusado conducía a una velocidad de unos 65 km/h y que lo hacía con 0,84 gramos de alcohol en sangre, arrojó el test de alcoholemia.

El director de Tránsito Neuquén, comisario Carlos Alarcón, indicó que “conforme a la declaración de los testigos en el lugar, el Bora cruzó la ruta habilitado con el semáforo en verde cuando es impactado en el lateral izquierdo, justo entre las dos puertas, por el Gol que venía hacia Neuquén”.

Finalmente a Cristófano se lo acusó de homicidio agravado por cruzar en rojo un semáforo y se le dictaron dos comparendos a la semana para garantizar que esté a proceso, informó el sitio LMN.


En esta nota:

Justicia Neuquén


Comentarios