La medida de fuerza se suspendió luego de que les prometieran agua potable en las próximas 48 horas.


Vecinos del asentamiento El Trébol levantaron la medida de fuerza que habían realizado ante la falta de agua potable en la zona. El piquete que se realizó en calle 1, a dos kilómetros del semáforo de ruta N°7, se suspendió luego de que les prometieran la solución del problema en 48 horas.

Según precisó lmneuquén, luego de 10 días de reclamos, el municipio neuquino se comprometió a instalar en la zona un caño de 110 milímetros que reemplazará al existente, que es de 75 milímetros. A su vez, pondrán una bomba de agua para abastecer a las 600 personas que residen en el barrio.

“A unos 2000 metros de la Ruta 7, está el caño de 750 metros. Vamos a contratar a una máquina y vamos a trabajar nosotros. No podemos esperar y lo que nos ofrecen, que es un caño de 30 metros no alcanza para abastecer tantas familias, no sirve”, había advertido Mauro, uno de los habitantes de El Trébol.

Los efectivos policiales les habían informado que la medida de fuerza se debería suspender al mediodía, ya que afectaba a los conductores que circulaban por la zona desde las ocho de la mañana.

La medida de fuerza se levantó tras el anuncio del EPAS. (lmneuquén.)

“No nos recibió el presidente del EPAS, nos recibió otra autoridad que nos dijo que estaban esperando una autorización para pasar un caño de 30 metros por una rotonda, porque pasa un gasoducto. Dijeron que les puede llevar un mes, pero después del corte que hicimos ayer, dos días”, sostuvo el vecino.




Comentarios