El intendente actual, Guillermo Monzani, y el intendente electo, Mariano Gaido, se reunieron de cara al traspaso de mando del 10 de diciembre.


El intendente de Neuquén, Guillermo Monzani, y el intendente electo, Mariano Gaido, se comprometieron este viernes a realizar una “transición ordenada”, tras el triunfo electoral del Movimiento Popular Neuquino (MPN) en los comicios del 22 de septiembre.

En conferencia de prensa, Monzani aseguró que no le dejará “ninguna bomba activada al intendente electo” y destacó que “hasta el 10 de diciembre vamos a seguir tomando todas las decisiones que correspondan, con la seriedad y responsabilidad que siempre lo hemos hecho”.

Monzani y Gaido se encontraron para evaluar los encuentros que mantienen los equipos técnicos de ambos desde hace varias semanas.

El intendente señaló que con su sucesor tuvieron “una charla muy amena. Abordamos distintas temáticas que tienen que ver con esta ciudad que tanto queremos”. Además, se comprometió a realizar “todas las acciones para que esta transición sea ordenada”.

Monzani junto a “Pechi” Quiroga, fallecido recientemente (we)

Por su parte, el intendente electo dijo que “el proceso de transición se está dando en un contexto de diálogo con los equipos técnicos, trabajando muy bien y compartiendo diferentes temas de manera constructiva, como debe ser una democracia”.

“Debemos demostrar quienes llevamos adelante los cargos políticos que el trabajo es en equipo, porque es lo que espera el vecino y es la manera de llevar adelante la gestión”, añadió.

Omar Gutiérrez y Mariano Gaido (web).

El 10 de diciembre próximo, Gaido asumirá la intendencia tras lograr que el MPN, partido de gobierno en la provincia, recuperara después de 20 años el gobierno de la capital.

Monzani será el encargado de la entrega del mando a Gaido, quien reemplazó a Horacio “Pechi” Quiroga, fallecido el 12 de octubre.




Comentarios