La chica de 19 años había pedido la interrupción del embarazo pero su médico no lo practicó por "falta de estudios".


Este lunes comenzó en Cipolletti el juicio a Leandro Rodriguez Lastra, ginecólogo que interrumpió un aborto no punible a una joven de 19 años violada en 2017. El médico está imputado por incumplimiento de los deberes de funcionario público. 

La joven declaró a puertas cerradas ante el juez Álvaro Meynet que fue violada por un familiar y que pidió la interrupción del embarazo. Según informó el diario Rio Negro, la víctima declaró con monosílabos, con frases poco audibles y en algunos casos con gestos.

El ginecólogo, que no estaba obligado a declarar, respondió preguntas de su abogado y afirmó que la víctima “había tomado cuatro pastillas de misoprostol, es una dosis tremenda” y que “la paciente terminó el 2 de abril internada”. Afirmó que no siguió con el aborto porque “había que hacer estudios”.

A la izquierda el ginecólogo Rodriguez Lastra junto a su abogado.

Luego de que declarara la joven abusada, fue el turno de los médicos del hospital de Oro. Admitieron no haber tomado los datos necesarios en la historia clínica y que derivarla a la colectiva feminista La Revuelta, que es una organización no gubernamental, muestra la falta de respuestas que hay en el sistema de salud de Río Negro.   

La psicóloga Viviana Cufré, testimonio clave para la hipótesis que tiene la fiscalía, señaló que Rodríguez Lastra se negó a recibir en el hospital de Cipolletti a la víctima para practicarle una Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Declaración del ginecólogo Rodriguez Lastra.

La fiscalía cree que el ginecólogo, luego de negarle el traslado al hospital de Cipolletti, le suministró una medicación que detuvo las contracciones sin el consentimiento de la víctima el 2 de abril luego de que la paciente ingresara a la guardia del hospital Oro por una fuerte descompostura.






Comentarios