Este miércoles la Justicia dictó la prisión preventiva y la confirmación que continuará en la cárcel al acusado de asesinar al periodista Luziano Moreno, de 30 años, hace casi dos meses en el barrio Bombal de Ciudad.

//Mirá también: Millonario robo a una pareja de adultos mayores en la Sexta Sección

La magistrada Miriam Núñez dictó la medida en contra de Pablo Rivas Stewart, de 27 años, imputado por el homicidio criminis causa y con posibilidades de perpetua en un futuro juicio por jurado.

La jueza se inclinó por la solicitud de la fiscal Claudia Ríos y por las pruebas incorporadas a la causa, y no por lo pedido por la defensa, a cargo del abogado Alejandro Cazabán, que planteaba la posibilidad de un arresto domiciliario.

El hecho mortal

El periodista Moreno quería irse a España y necesitaba dólares, y una persona lo contactó con el presunto asesino, para que se juntaran para un cambio de moneda. La idea esra intercambiar $4.000.000 con Rivas. La reunión se realizó en el barrio Bombal, precisamente en Leopoldo Suárez al 600. Allí pactaron en encontrarse el 22 de julio cerca de las 14.

La víctima llegó en su auto y subió al sospechoso en el asiento del acompañante. Según la denuncia realizada por los vecinos, el conductor comenzó a ser atacado hasta que el otro sujeto lo redujo, entonces se puso del lado del conductor, arrancó el vehículo con el joven ya muerto y huyó, según publicó Los Andes.

Los testigos inmediatamente llamaron a la policía y precisaron que el agresor se había ido en un Volkswagen Fox blanco.

//Mirá también: Asesinaron a un hombre a cuchillazos en Maipú

Con estos datos la Policía empezó a patrullar, y en la zona Oeste de Godoy Cruz dieron con Rivas revisando el baúl del coche. En calle Segundo Sombras, a 200 metros de la intersección con Perón, este joven estaba con el cuerpo de Luziano y un par de cuchillos.

Fue detenido inmediatamente y su situación procesal se fue agravando con la incorporación de más pruebas. Entre ellas, el análisis de los celulares de ambos, donde se corroboró la negociación por el cambio de divisas y se rescató el dato de que el sospechoso le habría dicho a la víctima que estaba esperando que su hermana llegara del banco con los dólares, versión falsa ya que la única hermana de Rivas vive en Europa.

Para la fiscalía, el imputado engañó a la víctima con una transacción que nunca se iba a hacer, sino que su objetivo era robarle el dinero que llevaba. Como Moreno presentó resistencia, lo terminó acuchillando.