Un importante número de pequeños productores agrícolas mendocinos se manifestó esta mañana frente a la explanada de la Casa de Gobierno en donde ofrecieron bolsas con verduras a $50. El reclamo fue para que la comunidad pueda valorar su trabajo y los bajos precios que les pagan por sus productos.

//Mirá también: El Gobierno reabrió las paritarias y ofreció un aumento del 5% a los estatales

La Asociación de Pequeños Productores (Apepro) junto a la Organización de Trabajadores Rurales de Lavalle se sumaron a la jornada de protesta que la Federación Nacional Campesina organizó en todo el país.

Malvina Luera hija de trabajadores de la tierra e integrante de Apepro destacó que la mayoría alquila las propiedades que cultivan, destacó que en promedio pagan un cánon mensual de $70 mil, a lo que se debe sumar la factura de electricidad que es de unos $30 mil porque la mayoría usa agua de pozo para el riego. A esto se le agregan los productos que se utilizan para preparar el sueldo y que para una hecárea rondan los $10.000. Las ferias le pagan entre 40 y 45 pesos por fardo de acelga (10 atados cada uno) y $400 por un cajón de tomate.

La agricultora destacó también que “el incremento de los costos y los bajos precios que obtienen por sus productos han generado que los pequeños productores agrícolas ni siquiera puedan recuperar lo que invirtieron para obtener esos cultivos”. “Los grandes perdedores somos los productores, pero también los consumidores, porque en el medio hay una cadena de intermediarios que se lleva una gran tajada. Queremos que nuestras verduras lleguen a un precio accesible a la población”, manifestó Luera.

Las organizaciones de productores presentaron en marzo una nota en Casa de Gobierno denunciando la grave situación que vive el sector, pero hasta ahora no han obtenido ninguna respuesta. Hoy tenían previsto entregar un nuevo petitorio, en el que incluyeron la solicitud de un subsidio por seis meses para la agricultura familiar. Es que a la suba de los costos por la inflación se añade que, producto de la pandemia, algunas ferias en las que pueden vender bolsones directamente al consumidor se han suspendido.

//Mirá también: Durante este fin de semana largo se labraron 1.775 actas viales

Otro de los reclamos que se escuchó fue el pedido de tarifas diferenciadas de electricidad y un valor más accesible del combustible, que ha tenido varios aumentos reiterados. También el financiamiento para poder adquirir herramientas de trabajo, ya que muchos productores tienen tractores muy viejos o carecen de uno y deben utilizar elementos precarios para trabajar la tierra.

“Con lo que hoy nos pagan no recuperamos lo que invertimos y esa es nuestra preocupación. Al ritmo que vamos, si hoy somos 600 productores, el año que viene vamos a ser 300”, planteó Luera. Finalmente destacó que en la provincia, la agricultura se incluyó dentro del programa Mendoza Activa, pero resaltó que se trata de un crédito y, en las condiciones actuales, no saben si podrán devolverlo. Fuente Los Andes