Estos días de confinamiento estricto han sido una pesadilla para algunas personas. Ya sea por verse imposibilitado de abrir sus negocios o por el simple hecho de no poder realizar las actividades habituales, estos nueve días han sido días difíciles de llevar.

// Mira también: La dura historia de un vendedor de empanadas que no puede trabajar por la fase uno

Entre las personas perjudicadas por las restricciones del gobierno nacional se encuentra Martín. Él es un joven que posee un emprendimiento gastronómico en San Martín desde hace casi 10 años. Si bien no tuvo que cerrar del todo sus puertas, se vio obligado a trabajar dentro de una franja horaria que lo imposibilita a llevar a cabo su trabajo.

El fin de semana pasado, este joven lamentablemente tuvo que tirar más de 40 pedidos por no llegar con las restricciones horarias establecidas en la provincia. Frente a su frustración, Martin volcó su enojo en las redes sociales, compartiendo su situación.

“El tiempo nunca alcanza”

Mendoza, hasta el jueves pasado, no había tomado parte de las restricciones más severas de Nación. Con el pedido del presidente de una vuelta a fase 1, el gobernador mendocino se unió a las medidas, con la promesa de establecer la “pseudo” normalidad el 31 de mayo.

Al principio creíamos que Mendoza no se iba a adherir”, confesó Martín en dialogo con Vía Mendoza. Sin embargo, aún con las posibilidades que el gobierno provincial le facilitó a los locales gastronómicos, el tiempo no alcanza.

Pasadas las 23 hs, los delivery ya no pueden andar más en la calle. Y este joven, frente a no poder cumplir con las restricciones horarias, no logró entregar todos los pedidos. “Nos quedaron sin entregar 45 hamburguesas con sus respectivas papas fritas. Habiendo vendido un 40% de entrada limitando solo el consumo a través del servicio de delivery”, explicó Martín.

Las historias que el joven emprendedor compartió en su instagram.Martín.

Entre cerrar las puertas o seguir perdiendo mercadería

Martín hizo todo a su alcance para poder seguir trabajando. “Ese día solamente conseguí dos amigos que me ayuden a repartir con sus vehículos, aparte de las 4 motos que trabajan repartiendo y mi auto”, detalló el joven.

Las historias que el joven compartió en su instagram.Martín

Aún así no fue suficiente y fue obligado a tirar gran parte de su trabajo. Frente a su frustración, el joven acudió a las redes sociales para visibilizar su situación.

“Si nosotros no cumplimos un mínimo de ventas, no podemos abrir las puertas, somos 18 personas trabajando directamente. Entonces nos encontramos con que si estos 9 días van a ser así de limitados, no podemos abrir nuestras puertas lamentablemente”, expresó Martín.

// Mira también: Escasa actividad comercial en el primer día hábil en fase 1

Sus historias en instagram rápidamente se hicieron virales, muchas personas solidarizándose con el emprendimiento del joven y otros señalaron encontrarse en la misma situación. “Si te da de comer, tu trabajo es esencial”, concluyó Martín, pidiendo a la vez que el plan de vacunación sea efectuado de manera rápida y correcta, para que todos puedan volver a sus trabajos.

El desesperado pedido que realizó el joven en su cuenta de instagram.Martín