Tiene 14 años y ya participó en importantes puestas escénicas bajo la dirección de Paloma Herrera y Julio Bocca. 


Con tan solo 14 años, Santiago Guzmán García se abre camino en el prestigioso Teatro Colón. Es un bailarín clásico de Mendoza que ya participó de importantes puestas escénicas. 

En 2017, este joven realizó la audición en el Teatro Colón, donde quedó seleccionado para participar en El lago de los cisnes, Bella Durmiente del Bosque y El Cascanueces, bajo la dirección de Paloma Herrera, quien fuera, entre otras cosas, bailarina principal del American Ballet Theatre. El mismo año fue convocado como bailarín invitado por María José Cimmino, para sumarse a El cascanueces y el capitán.

El talentoso bailarín comentó: “Estos años que han pasado, con la experiencia de poder ser bailarín del Teatro Colón, es algo que se siente como una felicidad constante. Me da la posibilidad de expresarme al máximo y me encanta”.

Luego de un gran 2017, había mucho que escribir en su historia y, en el 2018, se perfeccionó con su maestro particular, Alejandro Totto; realizó una audición en el Colón y fue seleccionado para la obra El Corsario, con reposición coreográfica de Julio Bocca. Ese mismo año realizó, también, junto a la compañía estable del mayor teatro del país la función de El Cascanueces.

Santiago, esperanzado con un gran 2019 y su futuro, concluyó: “Espero que este año me traiga nuevas propuestas, lograr concursar para becas en el exterior, así puedo llevar mi arte al extranjero y, de esa forma, poder, en mi futuro, estabilizarme en algún gran ballet, probando distintos lugares y llevando a la provincia de Mendoza y a mi gran pasión, el baile, a los mejores escenarios del mundo. Por esto voy a dar todo de mí para alcanzarlo”.






Comentarios