Otro interno alcanzó a herir al israelí con un elemento punzante tras meter la mano por un agujero de su celda.


Nicolás Gil Pereg está en la cárcel de San Felipe tras ser imputado por homicidio agravado por el vínculo, por su madre Pyrhia Sarusi, de 63 años, y por homicidio agravado por el uso de arma de fuego por el crimen de su tía Lily Pereg, quien recibió tres disparos en su pecho

En la tarde del lunes, el israelí fue herido en un brazo por otro interno del penal San Felipe, donde permanece preso. 

El agresor aprovechó un hueco en la pared y desde allí, con un elemento filoso, metió su mano y así habría herido a Gil Pereg.

El israelí avisó de la agresión a los guardias, quienes lo llevaron hasta el sector de sanidad, donde constataron que era una herida muy superficial y que no revestía ningún tipo de gravedad. 

Pereg dejó de tener un defensor oficial y cuenta con un equipo de tres abogados particulares formado por Maximiliano Legrand, Marcos Segovia y Lautaro Brachetta, quienes planearán la estrategia.






Comentarios