Son varios los autores locales que nos dejaron muy buenos escritos en diversos géneros literarios. Recomendaciones para los más grandes y más pequeños. 


En 2018, los autores mendocinos nos dejaron muy buenos escritos en diversos géneros literarios. Las recomendaciones van para todas las edades, incluyendo grandes novelas, poesías, cuentos y para los pequeños de la casa, infantiles y cómics, para pasar un verano a plena lectura.

La lista es larguísima y la calidad es el gran valor añadido que nos demuestra que la literatura mendocina está más viva que nunca.

En lo que respecta a las novelas, los destacados son La casa de las tías, del escritor Juan Martín Suriani, ganador del Certamen Literario Vendimia 2018, De polen y cenizas, de la mendocina Susana Tampieri, publicada por Ediciones Culturales de Mendoza y para cerrar este género La última noche en que tampoco habló, de Daniel Fermani.

Cuando hablamos de cuentos para adultos no podemos dejar de mencionar Plateados por la luna, textos para el reencuentro de Carlos Gardel y Federico García Lorca, de Miguel García Urbani; Sucedidos, de Oscar D’Angelo y a Recuerdos de otro, de Santiago Clement.

La Librería Pública también tiene para ofrecer poesía y lo hace de la mano de la ganadora del Certamen Literario Vendimia 2018, Sabrina Usach con su obra Magnética y el libro Con apenas lo puesto, del docente, titiritero y poeta Luciano Ortega.

En nuestra mochila imaginaria de vacaciones no puede faltar la literatura destinada a los más pequeños, donde podemos encontrar cuentos, comics, juegos de mesa, entre otras opciones.

Aquí mencionamos a Juan Manuel Montes, que en la categoría infanto juvenil del Concurso Literario Vendimia 2018, resultó ganador con su obra El plan Salmón; a Niní Fajardo con sus reconocidos cuentos de la abuela Niní o El Futre, de Chanti, sobre uno de los mitos populares de Mendoza.

No puede faltar la historieta y es donde mencionamos El Cruce de los Andes, escrita por Andrés Llugany e ilustrada por Víctor Gallardo. Temática que también tiene su versión en un juego de mesa cooperativo, creado por un grupo de diseñadores mendocinos, se trata de Cruce de los Andes, una propuesta que hace foco en los preparativos de San Martín para alcanzar la gesta libertadora.

Otra de las opciones son los títulos sobre desarrollo personal. Uno de los ejemplares es el de Alfredo Diez con su libro sobre liderazgo personal, Un camino al éxito auténtico. Siete prácticas para alcanzar tus metas siendo tu propio coach. Otra opción es Gestión del optimismo, de Marita Abraham, donde aborda un modelo organizacional como factor clave en momentos post crisis.

Todas estas opciones las podemos encontrar en la Librería Pública Gildo D’Accurzio, la primera de su tipo en el país y que funciona desde hace un año junto al edificio de la Secretaría de Cultura. Atiende de lunes a viernes, de 9 a 13 y de 17 a 21, los sábados, de 9 a 13 y se ubica en calle España 1260, de Ciudad.

Desde diciembre pasado, los residentes del Este mendocino tienen su propia Librería Pública, un nuevo espacio para que los lectores puedan adquirir obras de autores mendocinos y que funciona en calle Lavalle 740, de Rivadavia.






Comentarios