Cuando se dio cuenta de la situación corrió desesperada a la comisaría más cercana a pedir ayuda. Fue en Mendoza. 


Momentos de mucha angustia se vivieron la mañana de este jueves en Mendoza cuando una mujer se bajó de un colectivo y su hija de 7 años quedó arriba. Afortunadamente unos 30 minutos después se reencontraron. 

Tras la implementación del nuevo sistema de transporte de la provincia, el MendoTran, los usuarios están desorientados y aún no reconocen los horarios y recorridos. Al nuevo plan le falta aceitarse, es por eso que durante una semana no se cobra pasaje, sin embargo el caos y la incertidumbre continúan. Las paradas suelen estar repletas de gente desorientada y las esperas suelen ser largas.

En ese contexto, pasó un colectivo por Olascoaga e Independencia de Las Heras que se dirigía al Centro. Había mucha gente en la parada y una masa de personas abordó el micro, entre ellas la madre y la nena en cuestión. Al llegar a La Rioja y Catamarca la mujer se bajó, pensó que su hija la seguía pero una vez abajo se dio cuenta que el chofer había arrancado y la niña no estaba a su lado. Inmediatamente corrió a la Comisaría Tercera para pedir ayuda.

Por otro lado, un hombre que viajaba en el micro se dio cuenta de que la niña estaba sola. Esto fue cuando el colectivo ya iba por la calle Joaquín V. González de Godoy Cruz (cerca del Hospital Del Carmen) y tras hablar con la niña -la pequeña dijo llamarse Morena- y comunicar la situación al chofer, llamó a la policía, informó Diario Los Andes. 

Cuando se desplazó personal policial hasta el lugar se dio aviso al CEO y se tomó conocimiento de que su madre estaba esperándola en la Comisaría Tercera. Tras una media hora se reencontraron. 






Comentarios