El hecho ocurrió el pasado 25 de diciembre de 2017 en el complejo balneario Termas de Cacheuta, situado en Luján de Cuyo, Mendoza.


El Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) se pronunció a favor del reclamo de una joven musulmana quien a fines de 2017 denunció que en un complejo de piletas termales de Cacheuta le prohibieron bañarse en burkini, una prenda que tapa el cuerpo completo de las mujeres que siguen la tradición islámica.

El delegado mendocino del Inadi, Daniel Di Giuseppe, reveló que la resolución del organismo “salió favorable para la parte denunciante”.

Daniel Di Giuseppe, delegado del Inadi en Mendoza.

“Para el Inadi se cometió un acto discriminatorio y se violó la ley 23.592 (penaliza los actos discriminatorios). Como fue un tema en contexto de consumo, luego regirán otras responsabilidades”, explicó a la prensa.

El caso, denunciado en diciembre, enfrentó el derecho de admisión del lugar de recreación y el derecho a la libertad de la joven, que profesa la religión islámica, quien fue impedida de hacer usos de las piletas por llevar burkini en vez de un traje de baño tradicional.

El abogado de la joven afectada, Emilio Azura, comentó que “la excusa de este complejo es que el reglamento dice que hay que vestirse de tal forma pero hay personas que tienen otra forma de vestirse y no ofenden la moral y las buenas costumbres”.

“Hay que resaltar que esto no vuelva a suceder. Se está queriendo imponer algo contra una cultura, en este caso la islámica. Con esto, se está ofendiendo a 1.400 millones de musulmanes”, argumentó.

El dictamen surgió esta semana después de otro polémico caso en el mismo lugar, cuando a una joven porteña no le dejaron bañarse en short en esas mismas termas de Cacheuta, aunque prendas similares son usadas por los varones.

Fuente: Canal 9






Comentarios