Afirma que por las inclemencias climáticas no pudo pagar el pozo de riego. Adeuda cerca de 200 mil pesos. 


El productor agrícola de Montecaseros, Eduardo Lampignani, no puede sostener el pago del agua de riego en su finca y pide reconsiderar las tarifas de la zona. Pero su reclamo no habría sido atendido y por eso esta mañana decidió encadenarse en la sede de Irrigación, en España y Barcala de la Ciudad

“Habiendo tenido inclemencias climáticas ha llegado el momento en que no he podido pagar y antiguamente que era un canon fijo ahora lo han hecho por hectárea y es una barbaridad una plata que hay que pagar porque no puedo. Porque mi situación económica, de acuerdo a las inclemencias climáticas no me lo permite”, explicó desesperado en declaraciones a LVDiez.

Lampignani adeuda cerca de 200 mil pesos a Irrigación. “Esta deuda se generó a partir del 2013 que pusieron la ley de salida de pozo y por hectárea”, detalló.

“Cuando estaba encadenado se arrimó una señora de Irrigación diciendo que yo estaba entorpeciendo el trabajo y la entrada de la gente y que me tenía que desencadenar, yo estaba sentado en el escalón, llamó a una Policía, que me dijo que me tranquilizará y me dijo: ‘Mire si no lo hace yo voy a llamar al 911 y le van a pintar los dedos’. Por eso opté por desencadenarme. Ahora dicen que quieren hablar conmigo, pero como ya he venido cuatro veces prácticamente ya no les creo. Así que cuando me solucionen esto les voy a creer”, concluyó.




Comentarios