La reparación será hasta los 21 años. En Mendoza se registraron al menos siete femicidios sólo en el 2018.


Se aprobó finalmente la La ley Brisa, que va a permitir a los hijos de víctimas de femicidio alcancen una reparación económica hasta los 21 años.

La directora de la Dirección de Mujer, Género y Diversidad de la Suprema Corte, Stella Spezia, calculó que hay 4 mil niños aproximadamente en el país que recibirán este tipo de pensiones. En Mendoza si bien aún no se ha hecho el relevamiento de cuántos niños y adolescentes serán beneficiados ya se han producido más de 7 femicidios.

“Hay una estadística que pública el Registro Nacional de femicidio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y en lo que va del 2018 hubo 7 u 8 femicidios en Mendoza. Creo alrededor de 4 mil chicos hay en el país”, contó en radio Nihuil.

Además, la directora explicó los requisitos para poder recibir este beneficio: “Los requisitos es que la persona que comete el femicidio sea el padre o sea una persona conviviente con la mujer asesinada, que sea el autor del femicidio y que tenga una condena o un procesamiento firme. No importa que en el caso que el autor del femicidio, se haya por ejemplo suicidado. Tienen una reparación hasta que cumplan los 21 años”.

Los niños será asistido en caso que su madre haya sido asesinado por su pareja o una persona que convive con ella.

Miriam Ortiz es la abuela del triple crimen ocurrido en el 2016 en Godoy Cruz, donde murieron Claudia Arias -quien fue pareja de Daniel Salazar, condenado a prisión perpetua y trasladado a Santa Cruz-, su tía Susana Ortiz y su abuela Vicenta Díaz e hirieron a sus dos hijos, un bebé de 10 meses, un hermano de 11 años y otro de 7 años quien logró esconderse en el baúl de un vehículo.

“Esto es una ayuda bastante importante porque se hace muy difícil el tratamiento de los niños, ya sea vestirlos, alimentarlos, llevarlos a la escuela. En este caso es un buen resarcimiento porque mis recursos económicos no son como para atender a los 4 niños en todos sus aspectos”, explicó.

Miriam, además, contó cómo hizo para salir adelante tras tan aberrante caso: “Confío en Dios, con oración, poniéndome firme para sacar adelante a los chicos para que traten de suavizar y de sanar todas esas heridas que han recibido. Gracias a Dios los chicos están bien, siguen tratados por los psicólogos que ha aportado el gobierno y a Bautista ya hace un mes que le dieron el alta”.


En esta nota:

Mendoza Femicidios Ley


Comentarios