Se decidió correr la fecha de fin de clases y suspender toda actividad que signifique pérdida de días de cursado.


El paro de docentes universitarios afectó a las escuelas secundarias dependientes de la Universidad Nacional de Cuyo, que hacen cuatro semanas no tienen clases.

Por eso ayer, el Rectorado mandó un comunicado informando que se extenderá el fin del ciclo lectivo hasta el 30 de noviembre y que quedarán suspendidas toda salida didáctica o actividad que signifique pérdida de un día de cursado.

El comunicado oficial que lanzó el Rectorado de la UNCuyo




Comentarios