El plan de viviendas tiene como objetivo reducir el déficit habitacional en los sectores más vulnerables.


En el Instituto Provincial de la Vivienda, el presidente de la entidad, Damián Salamone contó en declaraciones a radio Nihuil cómo trabajan con los créditos UVA: “El IPV aplica desde diciembre del 2017 una resolución propia del IPV y un decreto del Gobernador, cuotas UVA sin tasas sin interés, es decir UVA más 0. Eso es porque tiene un contexto social importante, que a diferencia de los bancos que tiene el UVA más un 6, un 8 o un 10 y que puede variar en el tiempo en donde uno va a tomar el crédito, donde se confirma el crédito. No es así en el caso del IPV, esto hace que sea sustentable en el tiempo ya que no puede afectar más del 20% los ingresos del grupo familiar. Y lo que se pretende es un equilibrio, que no queden cuotas obsoletas en el tiempo donde el Estado vaya a déficit como son las cuotas que todo el mundo sabe de 17, 30, 20 pesos. Esto por suerte no va ocurrir nunca más”.

Sobre cuánto necesita un mendocino para acceder a los créctios de lIPV, Salamone dijo: “El techo son dos salarios mínimo vital y móvil. Esta forma de construir vivienda que hemos diseñado tiene como objeto reducir el déficit habitacional en el sector más vulnerable o en la escala más baja de la pirámide del déficit habitacional que es donde más complicaciones tiene para acceder a un crédito. Esto no significa que gane tres salarios mínimos vital y móvil y no pueda acceder, va a depender de un contexto de cantidad de hijos, si tiene discapacitados o no. Obviamente al ser un programa local tiene posibilidades de una revisión por parte de los trabajadores sociales que van a permitir que esa persona califique”.


En esta nota:

Mendoza IPV Viviendas Sociedad


Comentarios