"En 2017 se hicieron 727 legrados y este año, de mayo hasta acá, aproximadamente unos 3 por día", comentó el director del hospital. 


En el hospital Luis Lagomaggiore se encuentra la mayor maternidad de la provincia. Allí se realizan seis mil partos por año y su director, Mario Bustos Guillén, informó que muchas mujeres llegan al hospital con un aborto clandestino que se complicó.

El director del hospital habló de todo con Diario Los Andes y esto explicó: “vienen algunas chiquitas con un estado general bastante delicado; en el hospital lo que se hace es un legrado cuando el aborto ya ocurrió. En 2017 se hicieron 727 legrados y este año, de mayo hasta acá aproximadamente unos 3 por día. Se actúa cuando ya se ha producido un aborto. Lo que tenemos que hacer es saber en qué condiciones viene y qué necesidades tiene la mamá, si se la interna, si se le hace legrado inmediatamente”.

A la hora de tratar con el paciente, Guillén dice: “le hacemos un interrogatorio tratando de que nos cuente los detalles, aunque por lo general no nos cuentan por el miedo. Es una anamnesis profunda para saber realmente qué ocurrió porque necesitamos saber si en futuros embarazos puede volver a ocurrir. Interviene salud mental, pero la mayoría de las veces no se llega a saber qué pasó“.

Mario Bustos Guillén

Ante la pregunta de si la policía interviene cuando la mujer llega en estas condiciones, el director contesta: “sí, por supuesto. Nosotros tenemos la obligación de dar aviso a la Policía si llegamos a saber a ciencia cierta que se ha producido un aborto no legal y después el tema lo toma la oficina fiscal. Lo que sucede después ya no es de nuestra competencia, nosotros tratamos de que la mamá se mejore todo lo posible y no tenga secuelas, por si algún día quiere volver a quedar embarazada”.

“Si bien el misoprostol no es 100% seguro, no llegan en un estado tan desesperante como solían llegar. Cuando llegan hay que ver que no quede algún resto adentro. Las mujeres llegan con infecciones, hemorragias, si no se ha evacuado todo lo que se tenía que evacuar, ahí es donde tenemos que intervenir nosotros“, comentó.

Con respecto a la media sanción, Mario Bustos Guillén dijo: “de momento no ha generado mucho; nosotros respetamos y vamos a respetar a cada uno de los médicos y su ideología. Hasta que no tenga en la mano la ley y saber cómo va a ser no puedo dar una opinión de cómo la vamos a poner en práctica”.






Comentarios