Es todo el material tóxico que vino acumulando la mina ubicada en San Juan desde 2014. El destino final del mercurio será Alemania. Aún no saben por qué puerto saldrá.  


Por primera vez en el país se armará un operativo de seguridad para sacar 100 toneladas de mercurio de la mina Veladero, ubicada en Iglesia, San Juan. Si bien en un principio este material se vendía, su comercialización cayó en los últimos seis años razón por la cual la compañía canadiense Barrick pidió permisos provinciales, nacionales e internacionales para sacar el producto de Argentina como “residuo peligroso”.

El operativo implica transportar el mercurio por varias provincias hasta llegar al puerto, el cual aún no ha sido elegido. Luego pasará por Suiza para ser tratado hasta llegar a su destino final: Alemania, donde quedará sepultado en una mina de sal. Las autoridades en San Juan manejan un plazo de dos meses para que el mercurio acumulado salga del país, de acuerdo a lo publicado por Diario de Cuyo.

La obtención de mercurio en Veladero arrancó en el inicio de la operación de la mina, en el 2005. Es un subproducto del proceso de lixiviación del oro. El metal líquido se vendía hasta el 2014 pero el mercado dejó de comprarlo y fue ahí cuando la multinacional decidió iniciar el trámite para que saliera del país como residuo peligroso.

El mercurio será sepultado en una mina de sal en Alemania.

El traslado al puerto desde San Juan lo harán cuatro camiones, dos serán usados plenamente y otros dos irán de apoyo. Por mar se trasladará el material a Suiza, donde transforman el mercurio en cinabrio, finalmente llegará a Alemania donde es enterrado. 




Comentarios