El abogado se fue a Córdoba porque se gastó 16 mil pesos, que eran de su hermana, en una fiesta. Los investigadores están furiosos.


El abogado Pablo Moreno apareció este sábado por la mañana, pero no quisieron dar muchas explicaciones en un primer momento. Moreno se presentó en una comisaría de Córdoba para dejar en claro que estaba bien y que había dejado Mendoza por voluntad propia.

La fiscal Claudia Ríos y el grupo de efectivos que lo estaban buscando se alegraron por un momento de la aparición. ¿Pero por qué se alegraron solamente por un momento? 

El abogado había organizado una fiesta en la casa de su hermana y se había gastado 16 mil pesos que le habían dejado para arreglar la pileta de la propiedad. Como en la fiesta mucha gente se descontroló por el alcohol y robó algunos electrodomésticos y otras cosas de valor, el abogado decidió sacar más plata de la cuenta de su hermana, ya que tenía una extensión de su tarjeta.

Moreno se sintió desbordado, según allegados, y se fue a Córdoba con su celular apagado para no tener que darle explicaciones a nadie. Cuando se enteró que estaba siendo buscado desesperadamente y ya su foto recorría todos los diarios y redes sociales decidió dar la cara.

Él anunció que desapareció por cuestiones personales, según fuentes policiales. Si bien la persona apareció con vida, los investigadores y la fiscal están muy enojados, ya que desplegaron un fuerte operativo de búsqueda, según informó Los Andes.




Comentarios