El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece $500.000 de recompensa para quien pueda brindar información útil sobre el paradero de Paola Gisela Gutiérrez Bazán, una joven mendocina de 29 años que lleva más de 5 años desaparecida.

Gisela fue vista por última vez el 19 de julio de 2015 cuando volvía de la casa de su hermana en las inmediaciones del barrio La Favorita. Su madre realizó la denuncia por averiguación de su paradero y la causa quedó a cargo de la fiscal Daniela Chaler. 

La resolución 389/2020 establece que "quienes quieran suministrar datos sobre el paradero de la joven deberán comunicarse telefónicamente con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia del Ministerio de Seguridad al número de acceso rápido 134".

En cuanto al pago de la recompensa se indica que se realizará en caso de comprobarse el mérito de la información brindada, preservando la identidad del informante.

Según se supo en el marco de la investigación, la joven había radicado denuncias por violencia de género y por abuso contra su ex pareja y contra su novio de ese momento, quien la obligaba a prostituirse.