Debido a la pandemia de coronavirus la vacunación de chicos cayó en nuestra provincia entre el 8 y el 10 por ciento. La jefa del departamento de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar insistió que los padres de niños de 5 a 11 años deben de llevarlos a vacunarse a un centro de salud, un hospital público o al Vacunatorio Central. Tal decisión no debe postergarse de ninguna manera, aseveró la funcionaria a Radio Nihuil.

"No se puede postergar. La vacunación es una actividad esencial, no hay que postergarla en un contexto de pandemia. Entendemos que hay temor de ir a establecimientos de salud por el Covid-19, pero pensemos que es el lugar más seguro se toman todos los recaudos, el distanciamiento social, tratamos que sea rápido para que se circule con velocidad, tienen las normas de higiene, el uso de tapaboca, y es una actividad segura", agregó la funcionaria.

Dijo que Brasil tiene un brote de sarampión que no puede cerrar desde hace más de un año, por lo que es importante que los refuerzos estén aplicados, "sino vamos a empezar a ver enfermedades que hace mucho que no vemos o que no vimos nunca gracias a las vacunas".

Iris Aguilar señaló que hay actividades que realizar para prepararnos para la postpandemia y una de ellas es llevar a los chicos a vacunarse: "No son enfermedades menores, no es que no existe más, no las vemos porque nos vacunamos".

Comprende que en un contexto de aislamiento obligatorio es lógico que la asistencia para vacunarse haya sido menor: "En Mendoza calculamos entre 8% o 10% menos. Dentro de la caída lógica por la pandemia el impacto no fue tan grande, pero ese porcentaje nos puede implicar la aparición de enfermedades".

Recordó que en el caso que vaya mucha gente, deberán esperar afuera, ya que se hará respetar el distanciamiento social. Además que debe ir un adulto con la terminación de DNI correspondiente al día con su hijo y aseguró que es trámite muy rápido. "Si tenemos un caso de sarampión podemos tener un brote", advirtió.