El robo ocurrió en la noche del sábado en Feriagro en Luján. El vigilador estaba en la garita.


A la hora de elegir una víctima, los ladrones no hacen distinción y esta vez el blanco elegido fue un guardia de seguridad.

La víctima de 48 años estaba en la garita de Feriagro en la ruta 40 y Quintana en Luján. El robo ocurrió a las diez de la noche.

El guardia relató a la policía que estaba trabajando normalmente y los delincuentes lo sorprendieron en la garita.

Sin posibilidad de resistirse, los ladrones le quitaron una mochila y el teléfono celular y escaparon.

La denuncia por robo ingresó en la Comisaría 11 de Luján.




Comentarios