En la mañana de este martes, la Policía tuvo que evacuar el edificio de la Municipalidad de Guaymallén. Fue tras recibir el llamado de una amenaza de bomba que los empleados y las personas que estaban allí tuvieron que ser resguardados hasta que finalice la requisa.

También, como precaución, evacuaron el colegio Sagrada Familia del mencionado departamento. 

Ante el mensaje, se alertó a la comisaría 9 que está a pasos del lugar e intervino la División de Explosivos para revisar el edificio.

Finalmente, se determinó que no había artefacto en el municipio y la actividad volvió a la normalidad. Los efectivos trabajan para confirmar o desestimar dicha amenaza: "Suelen hacerlo a través de un teléfono sin número identificatorio o de un teléfono público", explicaron.