El animal le desgarró la cara a una mujer de 32 años. El hecho ocurrió en Mendoza.


Una mujer sufrió heridas graves en el rostro tras ser atacada por un perro pitbull que había adoptado hace un mes. A raíz de las importas heridas, fue operada y deberá continuar con curaciones, según informaron fuentes del Ministerio de Salud de Mendoza.

El ataque, según las fuentes, ocurrió el 25 de enero cuando la mujer de 32 años estaba en el fondo de su casa con su hija de 11, quien jugaba con el animal, que atacó a la adulta y la mordió a la altura de la oreja y la mandíbula.

Así quedó la mujer. Fotos: El Cuco.

El perro es un animal de un año y medio adoptado por la familia hace unos 45 días y que se encontraba atado a una cadena con un alambre en el fondo de la vivienda.El animal no había tenido conductas agresivas antes del ataque, indicaron sus cuidadores a los medios, que agregaron que el can ya fue dado en adopción.

Las mordeduras fueron de tal magnitud que le desfiguraron el rostro a la víctima, quien tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital Lagomaggiore, de la ciudad de Mendoza. La mujer debió ser intervenida quirúrgicamente pero ya fue dada de alta, aunque continúa con un tratamiento ambulatorio y debe asistir al centro médico dos veces por semana para sus curaciones, indicaron a Télam fuentes del área de Salud.

Fue dada de alta pero continúa con curaciones. Fotos: El Cuco.

Pedido de ayuda económica

En las redes circula un pedido de ayuda para la víctima, ya que no puede trasladarse en transporte público por el riesgo de infecciones y no tiene vehículo propio, según medios locales. Su familia solicitó a quienes puedan ayudarlos a afrontar los costos, comunicarse al teléfono 2622631088. 

La mujer necesita de las curaciones en el centro de salud porque, según lo explicado por su esposo “no le puede dar el aire ni el sol y no puede estar en contacto con tierra. En colectivo no puede viajar porque debe evitar conglomerados de personas”.

A la mujer le realizaron una cirugía plástica reconstructiva y que se trató de una operación muy compleja. Estuvo internada cinco días, y recibió el alta, aunque le solicitaron continuar con las curaciones de manera ambulatoria, según informaron fuentes de Salud a Télam.

Ante la dificultad del traslado a hospital Lagomaggiore, la paciente fue derivada al Regional Antonio J. Scaravelli, de Tunuyán (el mismo departamento donde vive la víctima) para que continúe con su rehabilitación.




Comentarios