El 29 de febrero comenzarán oficialmente los festejos.


En el departamento de San Martín será el escenario para la concreción de la Bendición de los frutos, aunque además, será el lugar donde se cerrará el calendario de las fiestas departamentales. La misma se realizará el 22 de febrero, un día después de Ciudad que, tradicionalmente, clausuraba las ceremonias en las comunas. 

La Bendición de los frutos tiene como objetivo agradecer por la cosecha y entregar el nuevo vino a la patrona de los viñedos, la Virgen de la Carrodilla. Pero no sólo es una ofrenda a la Virgen, sino también a todos los credos de la tierra.

Golpe de rejas.

La Bendición nació en la tercera edición de la Vendimia, desde ese momento se continuó con los momnetos emotivos con la Virgen que es llevada en andas por la multitud y venerada. Traída por Antonio Solanilla desde Aragón, España, su presencia asegura para los mendocinos todos los años una buena cosecha.

Se trata de una fiesta tradicional y popular donde se representan, entre otras cosas, los trabajos de cultivo y cosecha de vid, el respeto y cuidado de la naturaleza, el sacrificio de quienes cosechan ante las inclemencias meteorológicas y el proceso con que se produce el vino.

A partir del 7 al 9 de marzo, en el teatro griego Frank Romero Day, se realizará el Acto Central y las Repeticiones de “Sinfonía azul para el vino nuevo”, que será dirigido por Rafael Golondrina Ruiz.




Comentarios